Un poco de historia

La historia sobre un hombre volador y de cómo nace un restaurante sin etiquetas

El personaje principal de nuestra casa de comidas es el Hombre Bala, un hombre soñador y canalla que, luego de una vida de aventuras, decidió compartir su filosofía con el mundo a través de la gastronomía. Acompañanos a descubrir su historia y a descubrir por qué el restaurante El Bala es un restaurante sin etiquetas y un lugar donde todos pueden pasar un buen rato y comer bien.

Había una vez un hombre, un loco de los viajes, la aventura y la buena comida. Este hombre es Eulogio Chamarro. Eulogio, un tipo de Albacete con dotes para la repostería y mente abierta para todo, comenzó a descubrir el mundo viajando con el circo que le haría famoso y lo convertiría en El Hombre Bala.

  • El Bala: ¡Por fin soy el hombre Bala! después de la famosa Zazel que inauguró esta encomiable labor en 1887, yo, Eulogio Chamorro, haré del Hombre Bala el espectáculo más aclamado del mundo

Las aspiraciones de este soñador fueron alimentándose durante años, años en lo que nuestro Hombre Bala viajó por el mundo y descubrió maravillas de todo tipo. Primero se encontró con que ser el Hombre Bala del Circo Las Maravillas sería un trabajo con mucha responsabilidad, descubrió también que la fama tiene ventajas, sobre todo cuando conoces a unas gemelas hawaianas que hacen que tu corazón lata a mil por hora y también se dió cuenta que en la gastronomía no hay etiquetas que valgan y que siempre se puede ser más feliz cuando incluimos en vez de excluir.

  • El Bala: Lani, eres la mujer que quiero en mi vida pero hay otra idéntica a ti, así que Kani, las quiero a las dos
  • Lani y Kani: ¿Pero acaso podrás mantenernos felices y satisfechas?
  • El Bala: Os doy mi palabra, no existe hombre mejor que yo
  • Kani: Yo tengo mis propios gustos, se me hace agua la boca con una buena carne a la brasa, soy celíaca, me encantan los postres y no puedo vivir sin las comedias románticas
  • Lani: Ya sabes que soy vegetariana y siempre apuesto por comer sano, además solo veo películas de terror y me encanta viajar
  • El Bala: ¡Todo es perfecto! Os prometo una vida llena de alegría, placeres y diversión. En la variedad está el gusto y nuestra unión es más que necesaria… el mundo nos lo agradecerá

Luego de muchos años de un maravillos maTRImonio y llegada su jubilación a los 68 años, nuestro Hombre Bala junto a sus gemelas, decide poner fin a su vida en el circo y seguir otro camino. Es entonces cuando aterriza en Barcelona y apuesta por un restaurante que ofrezca a todos un poco de las maravillas que ellos ya han vivido.

  • El Bala: ¿Cómo puedo reflejar mi espíritu aventurero, mi alma intrépida y nuestro gusto por lo sano y natural en un local?
  • Lani y Kani: ¡Pongamos un restaurante de comida sana!

Y así es como nació El Bala, un restaurante sano, natural y que tiene de todo para todos. Para Eulogio el verdadero valor de la comida está en la experiencia y en los sabores. Para ofrecer una cocina de mercado, lo esencial es trabajar con productos de primera calidad, de temporada y locales, lo que te permite elaborar platos con sencillez y con elegancia capaces de nublar los sentidos.

Siempre incluir y no excluir, por ello en nuestras mesas podréis disfrutar todo tipo de personas, desde el carnívoro más escéptico hasta el vegetariano que conoce a fondo las propiedades de cada verdura. Todos los que sepan y quieran disfrutar de la buena comida, sin etiquetas, son bienvenidos.